Las mejores aceitunas para el mejor aceite de oliva

En el proceso de elaboración de un auténtico aceite de oliva extra virgen, empieza por una cuidada selección de las mejores aceitunas. El equilibrio perfecto de las variedades, destacan las principales ventajas de cada uno, aportando un sabor único y constante en el tiempo. Las principales variedades de aceitunas para un buen aceite de oliva virgen extra son: aceitunas Picual, Arbequina, Hojiblanca y la variedad Cornicabra.

  • Picual: Esta es la variedad más común en el mundo y representa casi el 50% de la producción de aceite de oliva español, principalmente en la región de Jaén. Esta oliva, da una alta tasa de grasa y ácido oleico. Su aceite de oliva tiene una gran fuerza ofreciendo un sabor afrutado y amargo. Es considerado por muchos, como la mejor variedad del mundo
  • Arbequina: Esta es el de oliva catalana por excelencia, aunque también se encuentra en Aragón. Viene del olivo arbequina, que da un fruto pequeño. Son aceitunas con sabor a fruta con gran intensidad aromática, tonos verdosos, amarillentos con aromas suaves y dulces que recuerdan a manzana fresca.
  • Hojiblanca: Variedad de olivo propia de las Alpujarras, en torno a Cádiz y Antequera. También se conoce como Lucentino, las hojas al sol se tornan de reflejos metálicos. Proporciona intensas aceitunas verdes con aromas de frutas maduras. Su sabor es muy agradable, con un ligero amargor.
  • Cornicabra: Originaria de la zona de Mora, es la variedad Manchega. Debe su nombre a su larga y puntiaguda forma, aunque también es conocido en algunas zonas bajo el nombre Cornezuelo. Las aceitunas son de tonos amarillentos y dorados. Su aceite ofrece un aroma fresco, dulce y amargo, con un toque picante suave.
<< Página anterior